SOESGYPE MISIONES adhiere al paro general y mañana martes 25 de septiembre no habrá despacho de combustible en toda Misiones

Desde el SOESGyPE MISIONES comunicamos que el día martes 25 de septiembre todos los trabajadores ESTACIONEROS adherimos al paro general de 24 horas sin concurrencia a los lugares de trabajo, convocado por la CGT.

Esta medida la realizamos como reclamo legítimo en defensa de nuestros derechos, contra los tarifazos que encarecen los servicios públicos y afectan la calidad de todos los trabajadores.

  • Paramos en contra del FMI

  • Paramos para decir NO a la Reforma laboral

  • Paramos en solidaridad con los trabajadores despedidos y suspendidos

  • Paramos por el ajuste que están sufriendo los más vulnerables

  • Paramos por los tarifazos

  • Paramos en contra de la represión hacia la clase trabajadora

  • Paramos por el desmantelamiento de la Administración Pública Nacional

  • Paramos por las Pymes en crisis

  • Paramos en defensa de la Educación Pública

  • Paramos por el saqueo al Fondo de Garantía de Sustentabilidad

  • Paramos por el vaciamiento de la ANSES

  • Paramos por el recorte a nuestros jubilados

  • Paramos en defensa de una Seguridad Social Nacional, Inclusiva y del Estado

  • Paramos por vos

  • Paramos por nosotros

  • Paramos por paritarias libres y sin techos

  • Contra el impuesto a las ganancias a los trabajadores

Según algunas mediciones la pobreza en diciembre de 2015 era del 23 por ciento y se calcula que para diciembre de este año, luego de tres años de gestión de Cambiemos llegará casi al 30% de la población

Convencidos que este gobierno erró el rumbo y llegó prometiendo POBREZA CERO y sin INFLACION, el actual modelo económico solo genera daños a los trabajadores, los jubilados y los más humildes.

No debemos olvidar que por paritarias este año logramos un incremento del 15% a partir de mediado de año y las proyecciones de inflación para todo el 2018 se estima en el orden del 48%; cuando la engañosa previsión del gobierno nacional nos obligaba a discutir no más del 15%. Con el agravante de que ni siquiera logramos que homologuen ese aumento para que la patronal liquide los aumentos como corresponde.

Desde el 2001 no padecíamos una crisis tan severa, en la que el dólar se ha disparado, sin encontrar techo. Esa devaluación impacta directamente en el salario de los trabajadores y la economía real en su conjunto. Como consecuencia, el gobierno ha aumentado sus previsiones de inflación desde un 10% (en enero), al actual 42%.

Desde la salida del “cepo” en 2015, el dólar subió 110% en 2018. Y hasta agosto de 2018 el dólar se encareció 110,3%, en tanto que, si tomamos los últimos doce meses, se encareció 125,3%. Esa devaluación en los ingresos la soporta el pueblo trabajador únicamente, porque hasta las tarifas que nos cobran por servicios públicos están dolarizadas.

La decisión del gobierno nacional de recurrir al Fondo Monetario Internacional constituye una pérdida de soberanía en las decisiones de política económica. En ese marco de ajuste, el gobierno ha decidido degradar a los ministerios de Salud, Ciencia y Tecnología, Cultura y Trabajo y se prevén gigantescos recortes en sectores sensibles como salud y educación pública. Sin contar el parate casi total en la obra pública en todo el territorio nacional.

Estamos convencidos que el rumbo económico debe cambiar de inmediato. Cada nueva decisión empeora las condiciones de vida de los trabajadores de todo el país.

Macri dijo que la Argentina tiene “más de un tercio de los argentinos en la pobreza” y también reconoció que “con esta devaluación la pobreza va a aumentar”

Y por eso reclamamos:

  • Inmediata suspensión del aumento de tarifas

  • Emergencia alimentaria

  • Reapertura de paritarias libres, sin techos

  • No a la destrucción de las PyMEs

  • Inmediata derogación de la Ley Previsional

  • No a la reforma laboral

  • No más despidos

  • Rechazo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional

  • No a la destrucción de la salud y educación pública

Consideramos que es necesario realizar esta medida para manifestar nuestro repudio a las políticas del gobierno nacional. Este paro debe ser parte de un plan de lucha más amplio que modifique la orientación económica, reactivando el mercado interno, regulando las importaciones para proteger a nuestra industria nacional y como reaseguro de los puestos de trabajo de todos los argentinos.